Sergio Vallejo domina el Rali de Noia de principio a fin.

Espectacular. Así calificaron los numerosos aficionados la vigesimonovena edición del Rali de Noia que se disputó ayer por las carreteras barbanzanas. En total tomaron la salida 119 vehículos de los que no pudieron rematar la prueba unos 45, la mayoría por averías y también alguna que otra salida de vía. El piloto ourensano, que partía como uno de los favoritos, no defraudó y se hizo con el primer puesto en la general con un tiempo de 56,34 minutos.

Los dos tramos que se cubrieron por la mañana fueron quizás los más exigentes, pues se produjeron varios incidentes. En Montemuíño, y en la segunda pasada, el coche de Emilio José Vázquez, un ZX Kitcar, se salió de la calzada y chocó contra un árbol. Al parecer, le rompió un conducto de la gasolina, lo que provocó un incendio. Los dos ocupantes salieron de inmediato y con la ayuda de otros corredores sofocaron las llamas.

Escasa oposición

El dominio de Sergio Vallejo fue total. De principio a fin. Fue el mejor en los cuatro tramos cronometrados. Además salió favorecido por el abandono de Iván Ares, otro de los favoritos para estar entre los mejores, que rompió el coche.

Luis Vilariño también sufrió un percance y perdió más de un minuto en el segundo de los tramos, por lo que Vallejo solo contó con la oposición de Víctor Senra al que le sacó solo cuarenta segundos. El circuito de esta edición era muy exigente y duro en el que primaba más la calidad de los pilotos.

Una vez más, la prueba noiesa volvió a reunir a miles de personas en las cunetas barbanzanas. Fuentes de la organización estimaban que presenciaron la edición de esta año más de 32.000 aficionados. A pesar de los pequeños contratiempos, tanto los participantes como los responsables de la prueba señalaron que el rali fue todo un éxito, demostrando una vez más que en la comarca existe una gran afición a este deporte.

Fuente: La Voz de Galicia